José Luis, Yanis, Adriana Mustieles, Juan Angel Alonso ...
external image 20081104-leccion4.gif
Tomado de:


ESTRATEGIAS DE EVALUACIÓN

Yanis Mayela Murillo Varela


Antes de hablar de las Estrategias de Evaluación consideramos oportuno, a manera de introducción del tema, referirnos a las características que debe reunir la evaluación a la luz de los procesos de enseñanza y aprendizaje propios del Cognitivismo. Para ello transcribimos algunas apreciaciones tomadas del texto " Estrategias de Evaluación de los Aprendizajes Centrados en el Proceso" de las autoras Bordas y Cabrera quienes comentan que " En las íltimas décadas el concepto de evaluación ha sufrido una profunda transformación, también significativa en el ámbito de la enseñanza y del aprendizaje...Llama la atención la distancia que existe entre la realidad de las prácticas evaluativas y los avances teóricos y metodológicos que hoy nos presenta la literatura de la evaluación ¿No será que la evaluación implica además de un cambio teórico, un cambio de actitud?" ( http://www.pucpr.edu/vpaa/oficina_revision_curricular/Documentos/modulodeevaluacion.pdf). Es en este sentido que las autoras mencionadas proponene en este artículo que la evalución no debe ser un elemento externo a la actividad de aprender y que por el contrario, debe constituir una parte del contenido curricular del aprendizaje, razón por la cual se deben implementar estrategias de evaluación tendientes a facilitar el desarrollo de habilidades de autoconocimiento y autorregulación. Estas estrategias de evaluación deben de ir encaminadas a lograr la metacognición para el desarrollo de la capacidad de "aprender a aprender", acorde con el cambio social actual, estrategias que logren una evaluación formadora, multicultural, participativa y concensada, que propicie la auto y la coevaluación a efecto de promover la validez del proceso evaluativo.

Aportación de Adriana Mustieles :

La gran mayoría de los autores (R. Tyler, B. Bloom, G. De Landsheere, B. Maccario) agrupan los diferentes objetivos y funciones de la evaluación que ya enumeramos en tres grandes categorías:

La Evaluación Predictiva o Inicial (Diagnóstica), se realiza para predecir un rendimiento o para determinar el nivel de aptitud previo al proceso educativo. Busca determinar cuales son las características del alumno previo al desarrollo del programa, con el objetivo de ubicarlo en su nivel, clasificarlo y adecuar individualmente el nivel de partida del proceso educativo.
La Evaluación Formativa, es aquella que se realiza al finalizar cada tarea de aprendizaje y tiene por objetivo informar de los logros obtenidos, y eventualmente, advertir donde y en que nivel existen dificultades de aprendizaje, permitiendo la búsqueda de nuevas estrategias educativas más exitosas. Aporta una retroalimentación permanente al desarrollo del programa educativo.
La Evaluación Sumativa, es aquella que tiene la estructura de un balance, realizada después de un período de aprendizaje en la finalización de un programa o curso.

Estos diferentes momentos de la evaluación cumplen un papel fundamental en las decisiones relativas a la planificación , los programas, la realización y el control de la actividad." (D. Stufflebeam).

Hoy el aprendizaje y la evaluación deben tomar en consideración el desarrollo del propio estudiante, es decir, sus expectativas, su nivel iniciales, sus estilos de aprendizaje, sus ritmos e intereses...., sus necesidades y proyección futura. Desde esta perspectiva, el reto de la evaluación es cómo debe plantearse para ser congruente con las teorías que se propugnan para un aprendizaje significativo y respetuoso con las peculiaridades individuales y culturales del alumnado y sus necesidades.

Por tal motivo es importante ver la relevancia de la Evaluación Diagnóstica donde que será el proceso de estudio para medir, determinar y caracterizar particularidades individuales, posibilitando de esta forma instrumentar estrategias de intervención de acuerdo a las necesidades y potencialidades de cada persona.podemos considerar que sus propósitos principales son:

propositos.png

explorar.png


Para la realización de la estrategia diagnóstica podemos desarrollar alguna de las siguientes actividades de evaluación
actividades.png


Y nuestra evaluación diagnóstica debe estar orientada por algún criterio, tales como:
criterios.png

Cada alumno es un ser único, es una realidad en desarrollo y cambiante en razón de sus circunstancias personales y sociales. Un modelo educativo moderno contemporiza la atención al individuo, junto con los objetivos y las exigencias sociales, por tal motivo una evaluación diagnóstica nos da luz como docentes para la creación de nuestras estrategias de enseñanza y aprendizaje

Fuentes: http://www.chasque.net/gamolnar/evaluacion%20educativa/evaluacion.01.html; http://www.slideshare.net/mnieto2009/evaluacin-diagnstica-1431401



Aportación de Juan Angel Alonso:
Nuevo enfoque de la evaluación del aprendizaje: De la evaluación formativa a la evaluación formadora (sumativa).
Sobre evaluación se ha establecido que existen diferencias claras entre evaluación sumativa y formativa. Al respecto (Bordas y Cabrera, 2001) definen que la evaluación formativa es una respuesta a la iniciativa docente, centrada en la intervención del profesor, tanto en la información facilitada como en la recogida de información, en tanto que, la evaluación formadora arranca del propio discente; esto es, se fundamenta en el autoaprendizaje; la evaluación formativa es una respuesta a la iniciativa docente, mientras que la evaluación formadora responde a la iniciativa del discente. La actuación docente de enseñar no garantiza el aprendizaje, sino que es un facilitador del mismo mientras que el autoaprendizaje en su naturaleza lleva implícito la consecución del mismo. En el cuadro 2 se muestran las características propias de cada tipo de evaluación.
CUADRO 2 – Características de la evaluación formativas y de la evaluación formadora
EVALUACION FORMATIVA
EVALUACIÓN FORMADORA
♦ Intervención docente
♦ Parte del propio discente y/o orientada por el docente
♦ Iniciativa del docente
♦ Iniciativa del discente
♦ Surge del proceso de enseñanza
♦ Surge de la reflexión del discente
♦ Proviene de fuera
♦ Proviene de dentro
♦ Repercute en el cambio positivo desde “fuera”
♦ Repercute en el cambio positivo desde “dentro”
Tomado de: Revista Española de Pedagogía 2001, 218: 25 – 48
http://www.pucpr.edu/vpaa/oficina_revision_curricular/Documentos/modulodeevaluacion.pdf

Aportación: José Luis Cordero Cid
Estrategias de evaluación centradas en el proceso del aprendizaje.
Teniendo el antecedente de que las evaluaciones se hacían para valorar los conocimientos adquiridos por los procesos de enseñanza que tradicionalmente se efectuaban o se siguen efectuando, las cuales dependía totalmente del docente.
Afortunadamente esto ha evolucionado y cambiado para bien, tomando en cuenta que la evaluación no es poner un valor a todo lo que enseñamos al estudiante y debe de aprender para poder acreditar su curso, actualmente se debe entender que la evaluación es parte del aprendizaje, que debe enfocarse a la autoevaluación de todos los niveles educativos.
Esto es que dicha autoevaluación nos permita saber los pro y los contra de lo que aprendimos, que nos ayude a mejorar en lo que consideramos que estamos mal, afirmar lo que estamos bien, continuar con nuestra preparación profesional.
Esta autoevaluación debe ser continua, debemos enseñar a nuestros estudiantes el saber autoevaluar sus aprendizajes y que para su vida personal y profesional sea una práctica constante que nunca abandone; también debe ser la evaluación crítica que podamos, ser lo suficientemente humildes para aceptar los comentarios buenos y malos que no podemos ver desde la perspectiva de otra persona.
Bien, teniendo en consideración esta nueva situación tenemos que platear nuevas estrategias de evaluación que nos permitan el fin último que es enseñar y aprender a autoevaluarse.
En el siguiente cuadro podemos ampliar esta visión.
ESTRATEGIAS PARA ASEGURAR LA VÀLIDEZ DE LA EVALUACIÓN
ETAPAS EN EL DISEÑO DE LA
ESTRATEGIA EVALUATIVA
EN LA PERSPECTIVA DEL PROFESOR
EN LA PERSPECTIVA DEL ALUMNO
IDENTIFICACIÓN DE LOS OBJETIVOS DE LA EVALUACIÓN
-Unir las metas con objetivos y contenidos curriculares importantes, con procesos transferibles y/o fundamentales, y con destrezas.
-Crear enunciados claros y sin ambigüedades sobre los objetivos.
-Identificar objetivos de aprendizajes subjetivos del alumno
-Conocer los objetivos curriculares genéricos y específicos básicos.
-Capacidad de comprender y definir objetivos de aprendizajes objetivos o subjetivos, académicos o no.
-Saber identificar y definir objetivos de aprendizaje y de evaluación
DESCRIPCIONES DE TAREAS
-Crear descripciones de tareas totalmente desarrolladas
-Comparar descripciones de tareas y metas
-Comprender los aspectos de evaluación en determinadas tareas.
-Detectar la concordancia descripción- objetivos
-Definir tareas para la autoevaluación.
SELECCIÓN/DISEÑO DE TAREAS
-Comparar criterios con metas y teorías subyacentes de aprendizaje curricular.
-Asegurar que los criterios reflejan metas que se pueden enseñar-aprender
-Asegurar que los criterios no favorecen a determinados sujetos (sexo, etnia, entorno lingüístico...)
-Proyectar, en casos concretos, criterios de valoración razonados y fundamentados.
-Asegurar que los criterios, puedan proyectarse en aprendizajes (directos i/o indirectos).
-Asegurar que los criterios implican la dimensión comprensiva y multicultural
RENDIMIENTO, PRODUCTO, PROCESOS Y CALIFICACIÓN
-En el aula: calificar temas/dimensiones parecidas
-Formar en calificación, en el control.
-Documentar los varios tipos de fiablidad (entre calificadores, según temas, contexto...)
-Asegurar niveles mínimos de fiabilidad.
-Calificar individualmente y comparativamente un aprendizaje.
-Reflexionar objetivamente sobre el proceso de aprendizaje y los resultados.
-Proyección de una evaluación adaptativa y polivalente
-Considerar niveles mínimos de fiabilidad con diferentes estrategias.
UTILIZACION DE EVALUACIONES ALTERNATIVAS
-Limitar la inferencia basada en calificaciones al uso para el que fue diseñada la evaluación
-Buscar evidencias
-Comprobar inferencias con otro tipo de información, otras calificaciones, otros trabajos del alumno/a, observaciones...
-No tomar una decisión importante basada sólo en una calificación.
-Detectar el impacto de las técnicas de evaluación que se utilizan.
-Utilizar heterogeneidad de técnicas con propiedad.
-Realizar comparaciones considerando contextos e individualidades.
-Tomar decisiones en base a diferentes resultados

Encontramos diferentes herramientas que nos pueden ayudar a poder desarrollar dicho objetivo.
El portafolio.
El portafolio es una colección selectiva deliberada y variada de los trabajos del estudiante donde se reflejan sus esfuerzos, progresos y logros en un periodo de tiempo y en alguna área específica. (Villarini, 1996)
El alumno al desarrollar esta estrategia proyecta la diversidad de aprendizajes que ha interiorizado. En este modelo se detectan los aprendizajes positivos, las situaciones problema, las estrategias utilizadas en la ejecución de tareas....
La estrategia portafolio es considerada tanto una técnica de enseñanza-aprendizaje de la autoevaluación, como una forma de evaluación alternativa. Fischer y King (1995) se refieren a él como a una tarea multifacética que supone diversos tipos de actividades y cuya realización se efectúa en un período de tiempo.
Existen diferentes tipos de portafolios. Una clasificación, quizás la más utilizada, es la que se presenta en función de su uso. En esta perspectiva podemos enumerar tres tipos:
•Εl portafolios de trabajo con el cual el alumno y el profesor evalúan y comprueban el progreso de aprendizaje (revisión diaria).
•El portafolio de presentación responde a la selección de los mejores trabajos por parte del estudiante.
•El portafolio de recuerdo está formado por todos aquellos materiales no incluidos en el portafolio de presentación y a través de los cuales se han realizado aprendizajes de base o esenciales.
El diario reflexivo
El diario es una excelente estrategia evaluativa para desarrollar habilidades metacognitivas. Consiste en reflexionar y escribir sobre el propio proceso de aprendizaje. Las representaciones que hace el alumno de su aprendizaje, puede centrarse en uno o varios de los siguientes aspectos:
- el desarrollo conceptual logrado,
- los procesos mentales que se siguen
- los sentimientos y actitudes experimentadas
La reflexión del estudiante puede abarcar el aprendizaje de una sesión o limitarse a una tarea en particular.
El mapa conceptual
Los mapas conceptuales propuestos por (Novack y Gowin, 1984) son diagramas que expresan las relaciones entre conceptos generales y específicos de una materia, reflejando la organización jerárquica entre ellos. Es una técnica que se utiliza tanto en la enseñanza (Ontoria, 1992) como en la evaluación y favorece el desarrollo organizado y funcional de los conceptos claves de una materia o disciplina.
El diagrama que se establece con los mapas conceptuales muestra jerarquías, interrelaciones, ramificaciones, entrecruzamientos y palabras de enlace que proporcionan una representación comprensiva e integradora del contenido nuclear de un campo de conocimiento.
El uso de esta técnica ha permitido constatar su eficacia para facilitar la toma de conciencia del estudiante de su propio proceso de aprendizaje, sus errores y aciertos, así como sus avances. Se exponen los tres momentos clásicos de la evaluación del aprendizaje:
a. Evaluación diagnóstica.
b. Evaluación formativa.
c. Evaluación final.
Tomado de: Revista Española de Pedagogía 2001, 218: 25 – 48
http://www.pucpr.edu/vpaa/oficina_revision_curricular/Documentos/modulodeevaluacion.pdf